Suscríbete y no te pierdas ningún episodio nuevo

Escucha Bloggeando en ivoox Escucha Bloggeando en spotify Escucha bloggeando en Apple Podcast Escucha Bloggeando en Spreaker Escucha bloggeando en Google Podcast


En el episodio anterior empezamos a hablar de cómo hacer un keyword research, y hoy vamos a continuar con este tema, pero profundizando más en un nuevo concepto: la intención de búsqueda.

Quédate con nosotros y aprenderás cuál es la situación de ambas cosas a día de hoy y cómo están relacionadas. ¡Arrancamos! 💪

¿Qué es la intención de búsqueda en el SEO moderno?

La última vez ya introdujimos brevemente el concepto de “intención de búsqueda”, es decir, aquello que realmente desea encontrar un usuario cuando hace su búsqueda en Google.

Justo en esta idea es en lo que se basan los keyword research modernos. Ya no solo hay que prestar atención a qué palabras introduce un usuario en la cajita de Google, sino también a lo que auténticamente necesita.

En el SEO tradicional, Google entendía que el usuario podía tener tres intenciones de búsqueda principales, por lo que calificaba las keywords en tres grupos dependiendo de a qué intención respondiesen:

  • Informativas: cuando simplemente queremos encontrar datos e información sobre algún tema.
  • Navegacionales: cuando buscamos llegar alguna web o marca en concreto.
  • Transaccionales: cuando pretendíamos realizar alguna compra.

Sin embargo, a día de hoy Google dispone de mucha más información sobre el comportamiento de los usuarios. Por ello, en lugar de esos tres tipos de keywords, ahora decide qué resultados mostrar a cada usuario en base a lo que denomina micromomentos, que son, precisamente, lo que Google cree que está intentando encontrar un usuario en ese instante, es decir, intenciones de búsqueda.

Según estos micromomentos, las keywords pueden ser de cuatro tipos, que son bastante parecidos a los anteriores pero con más matices internos (en los que es mejor que no nos metamos hasta más adelante 😅):

  • Quiero saber (I want to know): cuando el usuario simplemente quiere más información sobre un tema.
  • Quiero ir (I want to go): que puede ser online (cuando el usuario busca llegar a una web en concreto) u offline (cuando quiere ir físicamente a un lugar específico)
  • Quiero hacer (I want to do): cuando el usuario quiere aprender cómo realizar algo.
  • Quiero comprar (I want to buy): cuando el usuario busca reseñas, comparativas u opiniones con la intención de comprar algún producto.

Así, más allá de las keywords, Google tratará de mostrar a cada usuario una combinación de resultados que encaje todo lo posible con lo que cree que está buscando.

📣 ¡Atención! Estos micromomentos son los que Google tiene en cuenta en diciembre de 2019, pero recuerda que puede cambiarlos con el tiempo a medida que va aprendiendo más sobre las necesidades de los usuarios. Si quieres saber más sobre intención de búsqueda y cómo lo trabaja Google ahora mismo, Juan González Villa te lo explica genial en este post 🧷

¿Cómo afecta la intención de búsqueda a tu blog?

Hasta ahora hemos compartido contigo cómo hacer una buena (y sobre todo, amplia) lista de keywords para tu web. Pero si quieres atraer tráfico realmente interesado, vas a tener que trabajar bastante la intención de búsqueda.

Para ello, lo ideal es que busques en Google las palabras que aparecen en tu lista de keywords y prestes atención a qué resultados se muestran cuando lo haces.

Observar esos resultados te dará una idea de qué es lo que Google cree que necesita una persona cuando realiza esa búsqueda. De esa manera, puedes decidir si te interesa tratar de posicionar por esa keyword o no.

Por ejemplo, imagina que tienes una web con muchísima información sobre los jaguares y, como es lógico, una de tus keywords es “jaguar”. Sin embargo, cuando buscas ese término en Google te encuentras con esto:

Como ves, Google cree que la gente que busca “jaguar” no quiere saber de animales, sino de coches, y por mucho que optimices tu web de animales para la palabra “jaguar”, es complicado que posiciones por ella. En cambio, sí que puedes posicionar por “jaguar animal”, “jaguar que come” o similares.

Y no solo eso, sino que analizando la intención de búsqueda de tus keywords, también podrás:

  • Comprobar cómo estructuran la información tus competidores. No está mal que intentes innovar, pero si te fijas bien, siempre habrá un conjunto de hábitos que todos los que están bien posicionados comparten: una estructura de información, unas keywords específicas en los H2, unas categorías basadas en las keywords con más búsquedas, etc. Conviene tratar de imitar, al menos, esas buenas prácticas del sector. Este es uno de los trucos que compartió Eric en el post sobre intención de búsqueda.
  • Conocer qué más información van a necesitar tus visitantes y tratar de ofrecérsela, de modo que puedan informarse por completo sin tener que salir de tu web. Para ello necesitarás trabajar en lo siguiente:
    • Las longtails: que son keywords muy específicas que no dejan lugar a dudas sobre tu intención. Tienen menos volumen de búsquedas, pero por eso mismo están menos competidas y, además, convierten mejor.
    • Entidades y LSI: conceptos, personas, lugares, etc. que están relacionados con tus keywords. Por ejemplo, aplicando el sentido común, puedes averiguar que quien busca el nombre de una ciudad (la keyword) puede estar también interesado en sus monumentos.
    • Sinónimos: palabras que significan lo mismo que tus keywords. No aportan más información, sino que te permiten llegar a usuarios que conocen algo por otro nombre.
  • No mezclar intenciones de búsqueda: no trates de tener toda la información en una sola página de tu web. Es mejor tener varios posts muy específicos, de manera que cada página de tu web se muestre en Google para una keyword e intención de búsqueda concretas, y luego relacionar esas páginas entre sí con enlaces internos en tu web.

Y hasta aquí lo que os hemos contado hoy. Si te ha surgido alguna duda, puedes hacérnosla llegar mediante los comentarios 👇


Escúchanos desde tu app de podcast favorita

Escucha Bloggeando en ivoox Escucha Bloggeando en spotify Escucha bloggeando en Apple Podcast Escucha Bloggeando en Spreaker Escucha bloggeando en Google Podcast

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *